FACTORES DE CRECIMIENTO

Factores de crecimiento

Desde hace algunos años se viene utilizando una novedosa técnica que consiste en la extracción de los denominados factores de crecimiento plaquetarios de la sangre y su utilización de forma autóloga (en la misma persona de la que se extraen) con múltiples aplicaciones. Entre ellas cabe destacar la cirugía traumatológica, y sobre todo, el sistema musculoesquelético en forma de infiltraciones, fundamentalmente en lesiones deportivas y patología degenerativa.

Existen dos factores clave a tener en cuenta para el éxito de este tipo de infiltraciones: la extracción y procesado de la muestra sanguínea y la técnica de infiltración.

La extracción y, sobre todo, el procesado de la muestra de sangre extraída es fundamental para que el material definitivo a inyectar sea de calidad. Con ello nos referimos básicamente al tipo de centrifugado y las condiciones en que se realiza.

Mediante esta técnica se puede conseguir la desaparición del dolor o su disminución significativa, la detención o atenuación del proceso degenerativo y, en la gran mayoría de los casos puede evitar o retrasar una intervención quirúrgica que generalmente requiere un gran esfuerzo de rehabilitación posterior. Las infiltraciones más frecuentes que se hacen en la práctica clínica de factor de crecimiento plaquetar son las siguientes:

  • Fasciosis o fascitis plantar.
  • Tendinosis o tendinitis: aquílea, cuadricipital, rotuliana, psoas ilíaco, epicondilitis, supraespinoso en el hombro.
  • Artrosis: rodilla, cadera, hombro, facetas lumbares.
  • Lesiones de hombro
  • lesiones de codo
  • lesiones de espalda y cadera
  • lesiones de muñeca y mano
  • lesiones de rodilla
  • lesiones del tobillo y pie
SOLICITAR CITA