DIATERMIA T-CARE

diatermina t-care

Es una termoterapia endógena que utiliza con fines terapéuticos los efectos Joule del aumento de temperatura entre los tejidos, induciendo una bioestimulación de la actividad celular y la circulación sanguínea.

La diatermia reúne los diferentes medios físicos capaces de incrementar la temperatura de los tejidos gracias a un campo eléctrico y magnético. Este calor aumenta el flujo sanguíneo para una mejor circulación en la zona afectada y a tratar.  Así, se activa de forma natural el proceso biológico regenerativo para alcanzar un alivio del dolor. Además, este calentamiento particular permite tratar dolores mucho más profundos como los reumatismos y la artritis.

El T-Care se utiliza para anelgesias, anti-edema, antiinflamatorio y propiedades relajantes del músculo.

¿Para qué se utiliza la diatermia?

La diatermia se utiliza en el campo de la fisioterapia, como tratamiento de toda la patología musculo-esquelética, actuando tanto a nivel preventivo preparando las estructuras para su funcionamiento correcto y también influyendo en la reparación de tejidos después de haberse lesionado.

¿Cuáles son las indicaciones?

Lesiones musculo-esqueléticas como:

– contracturas

– distensiones y roturas fibrilares

– tendinopatías

– esguinces

– bursitis, sinovitis

Procesos inflamatorios y degenerativos a nivel articular como:

– artrosis (gonartrosis, discartrosis…

– artritis (reumatismos…)

Fisioterapia Deportiva:

– muy útil en la recuperación de la fatiga del deportista.

– prevención y tratamiento de lesiones musculares.

– lesiones tendinosas.

– lesiones del cartílago.

¿Cómo se aplica la diatermia?

Existen dos modos de aplicación de la diatermia, dependiendo del tejido que queramos tratar:

Método Capacitivo: especialmente para tratamiento de musculo y zonas más superficiales y con mayor aporte de agua

Método Resistivo: este método es válido para tratar zonas más profundas y con menor aporte acuoso como son el tendón o hueso

Efectos fisiológicos de la diatermia

Dependiendo de la intensidad de la corriente, podemos conseguir distintos efectos biológicos en el organismo como son el aumento del metabolismo, vasodilatación o activación de los procesos de reparación tisular.

SOLICITAR CITA